Scarlett Johansson abandona su papel en ‘Rub & Tug’

Hace una semana se anunciaba que la actriz conseguía el papel en la película, y ahora renuncia. ¿Qué ha pasado?


Hace una semana la red se lleno de noticias y quejas por el fichaje de Scarlett Johansson para interpretar a Dante “Tex” Gill, un hombre transgénero. Muchos de estos mensajes fueron educados, razonados y correctos, pero otros muchos se sumaron al codiciado RT en busca del bullying que tanto ansiamos hacer desaparecer. Muchas son las preguntas que plantea esta situación: ¿No se debería dar más visibilidad a aquellas personas a las que no les llueven las ofertas de empleo? ¿No puede una actriz/actor interpretar cualquier tipo de personaje? ¿No es positivo que no fijemos los papeles interpretativos al género, raza y orientación sexual de los interpretes? ¿Cuantas actrices o actores transgénero hay actualmente en activo en Hollywood?

Es cierto que un hombre o mujer transgénero no debería poder optar únicamente a papeles transgénero, al igual que un gay o una lesbiana deberían de tener la oportunidad de hacer papeles como heterosexuales, pero la realidad es que actualmente no hay actores y actrices transgénero en activo, bueno, se pueden contar con los dedos de las manos. ¡Y el mercado es altísimo! ¡Hay miles y miles de papeles en el cine y televisión!

Pero no todo es tan sencillo, y es que muchas veces nos olvidamos que el cine, que Hollywood, es un negocio. El pastel parece muy grande, pero luego solo unos pocos son los que consiguen una porción de este. Un estudio o productor, lo que quiere es llenar una sala, y es normal que siempre opten por actores que saben que van a llevar al publico al cine, y no apostar por nuevos rostros. Aquí es donde deberían entrar los pequeños estudios y el cine independiente.

Pero centrándonos el la polémica, y en algunos tweets que parecen no entender el problema, es que todo un colectivo de personas es invisibilizado dentro de la visibilización. Hacer una película es positivo, incluso contratar a Scarlett Johansson es positivo, pero si a un colectivo que ya tiene difícil conseguir papeles en la industria del cine le sumamos que estos personajes (los más parejos a ellxs) siempre están interpretados por los mismos de siempre…

“A la luz de las recientes preguntas éticas planteadas en torno a mi selección como Dante “Tex” Gill, he decidido abandonar respetuosamente mi participación en el proyecto. He aprendido mucho de la comunidad desde que hice mi primera declaración sobre mi participación en el filme y me di cuenta de que era insensible. Siento una gran admiración y amor por la comunidad transgénero y estoy agradecida de que la conversación sobre la inclusión en Hollywood continúe“, ha declarado la actriz. “Entiendo porque muchos sienten que debería ser interpretado por una persona transgénero, y estoy agradecida por este debate sobre el reparto.

Vivimos un momento de cambio, un momento en el que quizás se deban hacer algunos “sacrificios” para conseguir un mundo más equilibrado para todos. En un mundo ideal Scarlett Johansson interpretaría a Dante y una mujer transgénero podría interpretar a Cynthia (la mujer de Dante), pero no vivimos en ese mundo.

‘Rub & Tug’ es un biopic que se centra en la mafia de Pittsburgh en 1970. En Jean Marie Gill, que nació como una mujer y luego asumió la identidad de un hombre, Dante “Tex” Gill, responsable de administrar un negocio de centros de masajes y prostitución. Dirigida por Rupert Sanders con un guión de Gary Spinelli. Ahora la pregunta es… ¿Se llegará a realizar esta película?

Y ahora es cuando llega alguien y suelta un “Igual es que no hay hombres transgénero con suficiente talento”. Bueno, igual, pero igual es que no se le ha dado la oportunidad a nadie para demostrarlo. Millones de veces se ha escuchado la típica frase machista de “Igual es que hay más hombres dirigiendo empresas por tener más talento”…. Y no, igual esos señores están dirigiendo todo por no dar la oportunidad a mujeres de hacerlo.

Tanto las posturas a favor de la interpretación de Scarlett, como las que están en contra, tienen sus razones, y ambas son buenas. Aquí no hay un “estás equivocado”. Pero de lo que no hay ninguna duda es que vivimos en un momento social en el que intentamos luchar por la integración, por la aceptación. Desde aquí solo pido que dialoguéis, no hagáis bullying, ni para defender ni para debatir. De verdad que no hace falta descalificar ni insultar para llegar a tener una conversación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here