Una película que nadie debería ignorar, ‘Searching’.


Imparable. Llena de tensión. Adictiva. Esta película, que mucha gente ignoraría al ver la cartelera del cine, es todo un disfrute de emociones desde el segundo cero. Nada más empezar nos adentramos en un ordenador, o mejor dicho, en la pantalla de un ordenador. Toda la acción la veremos a través de las ventanas que abrirá David Kim en el ordenador, un padre que comienza una investigación tras la desaparición de su hija. ¡No podréis apartar la mirada de la pantalla!

Con solo 16 años, la joven Margot desaparece sin dejar rastro. A partir de ese momento su padre intentará hacer todo lo posible por encontrarla, rastreando todas las huellas digitales de su hija con la ayuda de una detective especializada en estos casos, interpretada por Debra Messing. Nada en la vida de su hija es lo que parecía, ni sus amigos, ni compañeros de clase, ni siquiera sus hobbies y aficiones. No exagero cuando digo que no podréis apartar la mirada, todo lo que aparece y ocurre es susceptible de convertirse en una pista, un indicio para encontrar a la joven.

'Searching'
‘Searching’ – John Cho

Un thriller que merece vuestra atención

Creo que hace mucho tiempo que no me enganchaba tanto a una película, de tener esa sensación de estar viendo algo adictivo. Nos encontramos con una dirección impoluta, unos actores metidísimos en el papel y una estructura fantástica, lo que nos da como resultado una película llena de ritmo, giros y momentos que nos dejan con la mandíbula desencajada, todo en 100 minutos. Uno creería que es imposible mantener una película únicamente con la interfaz de un ordenador, no es lo mismo que 20 minutos en ‘Modern Family’, pero lo consiguen.

Dirigida por Aneesh Chaganty, siendo su debut como director de una película, y con el guión de Sev Ohanian y Chaganty, os encontraréis con una historia muy pequeña, con una presentación muy pequeña, pero con un gran resultado. Poco se puede adelantar sobre la película, sin adentrarnos en territorio de spoilers, pero una cosa está clara, John Cho está fantástico. Convincente, dramático, perplejo, todos los ingredientes para ofrecernos una interpretación creíble y con suficiente fuerza como para crear una conexión instantánea con el espectador. Sufriremos con él, nos haremos las mismas preguntas que él y nos preocuparemos por su salud.

De verdad, no exagero cuando os digo que es una de las películas más entretenidas de los últimos meses, da la impresión de que estamos viendo una serie, un episodio de 42min que en realidad dura 100min. Brutal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here