Ha llegado “Speechless”, una nueva comedia familiar. Cada año las cadenas de televisión americanas nos ofrecen una o varias series familiares donde vemos el día a día de una familia, “Modern Family”, “The McCarthys” (maravillosa serie), “The Middle”, “Black-ish” y un largo etcétera son las series en la que la familia es el núcleo principal de la serie y donde vamos viendo la vida de una familia más o menos disfuncional.

“Speechless” sigue la vida de Maya DiMeo, una madre con una misión, hacer cualquier cosa por su familia: su esposo Jimmy, sus hijos Ray, Dylan y JJ, el más pequeño de la familia, quien tiene necesidades especiales. Con un tono irónico y acertado, la serie salta de gag a gag sin perder el ritmo ni el interés. Normalmente, en las cadenas generalistas, las series con corte cómico suelen ser bastante blancas y sin llegar a tocar ningún tema dramático, pero “Speechless” es un poco diferente.

La serie gira alrededor de uno de sus hijos JJ, que tiene una gran discapacidad, y veremos como la familia, y en especial la madre, Maya, maneja las diferentes situaciones para que su hijo tenga una vida de lo más normal posible.

speechless_002

Una comedia diferente, parece una serie de cadena de pago

Quizá lo mejor de la serie sea Minnie Driver, la madre, la actriz se mete de lleno en el papel y pese a que pueda resultar un poco sobreactuada, su personaje hace que la serie fluya convirtiéndose en el gancho principal. Maya (Minnie Driver) es una madre sobreprotectora, de tres hijos, y uno de ellos tiene parálisis cerebral. La serie hablará de ello y nos mostrará situaciones diarias a las que este joven, y su familia, se tienen que enfrentar.

No, no se burla de la discapacidad del joven JJ, de hecho, ya en el primer episodio, vemos como en vez de caer en dramas y situaciones en las que nos quieran dar pena, la serie da un giro de 180º y vemos mensajes bastante claros de protesta en contra de situaciones que muchos ni siquiera nos percataríamos, como una simple rampa para subir en silla de ruedas o que la gente le trate de forma diferente, especial, por tener una enfermedad.

JJ quiere ser un chico normal, pero no solamente él, su hermano, Ray, quiere sentirse aceptado dentro de este hogar en el que todo gira alrededor de su hermano JJ.

La verdad es que a mi me ha parecido una serie bastante llamativa y diferente, no cae en el humor simple, aunque si tiene algún chiste un poco meh, y la verdad es que Minnie ha resultado ser todo un acierto. Seguramente la serie no vaya a durar demasiado debido a su tono diferente respecto al resto de comedias que se emiten en las cadenas generalistas, pero si la serie consigue mantener este tono diferente, tendremos una muy buena primera temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here