¿Estás harto de ver el origen de Spider-Man una y otra vez? Entonces amarás esta entrega, sin comienzos, sin presentaciones, solo aventura. Y de la buena.


Nunca hemos visto una aventura de este superhéroe como esta. Sé que decir “Esta es la mejor película del hombre araña” es lo que todos esperáis. Y sé que ya estáis un poco hasta el moño de que todos os digamos lo mismo. ¡Pero es que es verdad! Yo sinceramente tengo que reconocer que me encantan el resto de entregas, ya sean las de Tobey Maguire – menos la tercera – y las dos entregas de Andrew Garfield. Pero esta me ha parecido la más redonda, divertida y espectacular hasta la fecha.

En esta nueva – y primera – aventura dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, el joven Peter Parker/Spider-Man, interpretado por Tom Holland, tendrá que hacer frente a su doble identidad después de compartir batalla junto al resto de Vengadores. Los acontecimientos de esta aventura continúan nada más finalizar ‘Capitán América Civil War. Al regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei) y bajo la atenta mirada de su supervisor Tony Stark (Robert Downey Jr.) Peter intenta mantener una vida normal pero irrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton).

Spider-Man: Homecoming

No hay origen, no nos cuentan como Peter es picado por la araña, y no vemos otra vez la muerte de su tío. El espectador lo sabe, y Disney y Sony saben que el espectador esta un tanto hasta el moño de ver lo mismo una y otra vez. ¡Gracias! Pero esto no significa que no se nos presenten los personajes y su situación actual. Marvel ha sabido jugar sus cartas y a través de unos vlogs y conversaciones entre Peter y su mejor amigo, se nos presenta todo en cuestión de minutos.

La verdad es que esta película deja con muchas ganas de ver más aventuras de este héroe, y la verdad es que uno llega a conectar tanto con Holland que desea ver todas sus aventuras sin parar. Yo me vería otro origen ahora mismo con Tom como protagonista, ha demostrado que puede hacer suyo el personaje y superar todo lo que podíamos esperar de él. ¿Ha existido otro Spider-Man antes? Yo creo que no.

Spider-Man: Homecoming

El villano y Iron Man

Estos dos aspectos dan un poco de miedo, no lo podéis negar. Sobre Iron Man os diré que no sale tanto como uno se podría imaginar después de una campaña de marketing en la que nos lo han metido hasta en la sopa. Sus incursiones son las justas y no llegan a saturar. Y lo digo yo, que estoy un poco cansado de Robert Downey Jr..

Sobre el villano, Michael Keaton, poco se puede decir, algunos han salido encantados y otros indiferentes, yo me encuentro más en este segundo grupo. No soy gran fan del actor, y la verdad es que en todos sus últimos trabajos veo la misma interpretación, cero carisma. De todas formas, cumple con lo prometido. Lo verdaderamente especial de esta película es Tom Holland, las escenas con sus compañeros de colegio, una tía May fantástica – aunque sale muy poco – y un humor muy pero que muy comiquero.

Si ya en ‘The Amazing Spider-Man 2‘ pudimos ser testigos de un mayor grado de humor, más cercano a los comics, en esta ocasión es todavía más. Y mejor. Como he dicho antes, espero que poco a poco veamos más entregas de esta nueva saga y que veamos pasar caras conocidas de las viñetas de el mejor vecino del mundo.

1 COMENTARIO

  1. La mejor de todas. Hay mucho humor y mucho instituto, lo cual le viene bien al personaje, dándole recorrido hasta que llegue al momento de ser fotógrafo y los distintos amoríos, aunque en esta película los amores también tienen su parte importante de la trama. Llama la atención que -a diferencia de las anteriores películas- el villano no tenga nada sobrenatural más allá de su “mala leche” y el exoesqueleto de “quita y pon”.

    Hay que quedarse a las letras finales, con escena en el medio y al final, como es habitual en películas Marvel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here