En el 2009 llegó el reinicio cinematográfico de esta amplia saga espacial de la mano de J.J. Abrams, un pequeño lavado de cara lleno de viajes temporales, paradojas y con suficientes ingredientes nostálgicos que hizo que este reinicio se convirtiese en un magnífico punto de arranque para la nueva tripulación de la Enterprise. La primera entrega resulto ser una pequeña maravilla, y la segunda, “Star Trek: En la oscuridad” nos hizo gozarlo de lo lindo con el fantástico Benedict Cumberbatch. Ahora nos llega “Star Trek: Más Allá”.

Esta vez J.J. Abrams deja el asiento de director y le sustituye Justin Lin, director de algunas de las películas de la saga A todo gas y la futura Space Jam 2. La verdad es que tengo que reconocer que tenia un poco de miedo, todo lo relacionado con la saga A todo gas me da un poco de miedo, pero Justin Lin consigue ofrecernos una película sólida y con escenas de acción fantásticamente orquestadas. En esta nueva entrega la saga se nutre más del espíritu televisivo y de la esencia de la serie original, descubrir lo que se oculta en el espacio profundo.

Star Trek: Más Allá comienza con nuestra tripulación de la Enterprise que se ven empujados a ayudar a una alienígena que llega pidiéndoles su ayuda y cooperación. Desde este momento la tripulación, la nave y toda la federación correrán un grabe peligro, Krall se oculta en la oscuridad.

La película es una absoluta gozada, gracias al fantástico y divertido guión de Simon Pegg y Doug Jung, logramos ver relaciones más allá de simples compañeros de trabajo, se nota y se palma la amistad y la unión entre los miembros de la Enterprise. En esta nueva entrega han dotado de una unión más fuerte y familiar entre todos los miembros y eso hace que suframos más y nos riamos más, en especial esto segundo con el fantástico duo Simon Pegg y Karl Urban.

La actuación del Capitán Kirk, Chris Pine es sencillamente fantástica, el capitán está cansado de tanto viaje espacial y la exploración del infinito espacio, cree que ha llegado el momento de descansar y establecer un hogar, ¿pero cómo se lo comunicará a su familia? Durante la película vemos un desarrollo del personaje donde vemos como transforma su cansancio en heroicidad, no solo tendrá que salvar a su familia, tendrá que salvar a millones de personas. Spock, Zachary Quinto, tampoco se queda lejos, y también va a tener sus dosis de protagonismo.

Quizá lo más flojo sea el personaje de Uhura, Zoe Saldana, que se limita un poco a cumplir con pequeñas acciones durante la película, y un poco el desaprovechamiento del villano Krall, no por que no sea un buen villano, sino por que es Idris Elba el que se esconde detrás de tanta prótesis y efectos especiales. La verdad es que esperaba un poco más.

Por el contrario, el nuevo personaje, Jaylah (Sofia Boutella) es sencillamente magnífico, tiene fuerza, espíritu y una fuerte personalidad, una de las grandes sorpresas del filme.

Desde luego nos encontramos con la entrega más fiel al espíritu de Star Trek, este no es el punto final de esta tripulación y desde luego nos esperan todavía (o eso espero) unas cuantas aventuras más con Kirk, Spock, Uhura, Sulu, Scott, McCoy… por desgracia este el el final de Chekov, interpretado por el maravilloso Anton Yelchin, ya que el actor falleció este año, una película en la que otra vez, como siempre, Anton nos ofrece un personaje dulce y fuerte.

No os la perdáis, hoy, 19 de agosto, llega a los cines esta nueva entrega de Star Trek.

2 COMENTARIOS

  1. Concuerdo bastante con tu crítica, la verdad, a mi también me gustó muchísimo y espero que vuelvan a una cuarta película.
    Saludos.

  2. me gusto mucho la pelicula y tuve la suerte de verla con el sistema de butacas con movimiento que sumo mucho a la experiencia. saludos desde argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here