Serie basada en los libros del mismo nombre de L. J. Smith (también creadora de The Vampire Diaries) la CW nos trae la historia de un grupo de brujos que pretenden formar “el circulo” un grupo de seis brujos con poderes que podrían hacer temblar los cimientos de cualquier ciudad con solo desearlo. Hasta aquí resulta mas que interesante, pero como no podía ser de otra manera, el espíritu adolescente inunda los pasillos de un pobre instituto, donde la mas tonta y sosa, resulta ser la llave para que todo funcione.

No voy a negar que adoro este tipo de series, y aquellas personas que me conocen, también saben que me encanta criticarlas hasta las raíces. Lo primero que diré de esta serie que apenas tiene 3 episodios emitidos, es que posee un comienzo de lo mas prometedor, que se ve emborronado por la sosa y pobre interpretación de la protagonista de la serie Britt Robertson (“Life Unexpected”). Si, la chica es mona y esta delgada, pero de verdad que su cara de póquer y sus escenas de “a que huele” (estilo Joey de Friends) son totalmente insoportables y si a eso le juntamos a los chicos que supuestamente son guapísimos pero no lo son tanto, el guapo es el adulto malote Gale Harold (“Queer as folk”), la serie ya no da.


Durante el primer episodio ya me dieron varias bofetadas, dejando las ya mencionadas anteriormente, destacar la del momento Héroes del episodio. No fue suficiente soportar en la serie Héroes a la madre de Claire y a la animadora salvadora del mundo, que tenemos una copia instantánea en la serie de las brujas, misma actriz Ashley Crow (“Héroes”) pero esta vez interpretando a la abuela de la protagonista, que por cierto también es rubia y tontita.

Bueno… pero vamos a lo que nos importa, la historia, los amores, los secretos,… asesinatos… así es como empieza, el asesinato de la madre de Cassie (Britt Robertson) de la mano del malote de la serie y padre de una de las brujas del grupo adolescente. Debido a la muerte de la madre de Cassie, esta debe mudarse con su abuela a su pueblo natal, donde nada mas llegar le sorprenden con un mundo que ella no conocía, el mundo de la magia. Y en apenas unos días, ya tiene toda la información en su mano, es bruja, tiene un diario de hechizos, alguien le persigue, tiene un amor destinado,…


Lo que mas sorprende es lo fácil que es hacer magia, basta con decirlo a grito pelado y pasara, ¿que quieres refrescarte un poco? pues crea un tsunami que arrase el pueblo y para pararlo pues nada mas fácil que decir STOP y la naturaleza te hará caso. Eso si… ten cuidado que si quieres encender una vela igual haces que en mitad de la noche salga el sol y no solo cambies una cosa sino el universo entero.

Tengo la esperanza que la serie siga los pasos de su “hermana” The Vampire Diaries y nos regale una temporada frenética e interesante, donde no nos de tiempo a respirar y los giros argumentales nos dejen en el sitio. Pero por el momento nos tendremos que conformar con un poquito de magia y soserio.

Compartir
Artículo anteriorRinger: Punto de comienzo
Artículo siguienteMe caes mal [1]: Va de médicos…
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here