Home Series Artículos Trophy Wife: Un piloto sin energía

Trophy Wife: Un piloto sin energía

Sinopsis: La serie gira en torno a la vida de una chica, Kate (Malin Åkerman), fiestera reformada que termina casándose con un hombre después de que ella se encuentre con él en un bar de karaoke y romperle la nariz en ese encuentro. En el hospital donde se curaran ambos las heridas de ese encuentro accidentado, ella se encuentra con las dos ex esposas de el y sus hijos. Después de casarse y convertirse en su tercera mujer, tendrá que aprender a ser una «madre».

Cadena, fecha de estreno y día de emisión: ABC. 24 de septiembre. Martes.
Puntuación: 4/10

Hemos visto miles de comedias que intentan una y otra vez repetir los éxitos de anteriores temporadas, en esta ocasión nos encontramos con una serie que intenta tener el tono de las películas chonis románticas que podemos ver en el cine, con un toque de humor al más puro estilo «Bad Teacher». No puedo destacar nada del piloto salvo alguna que otra escena que arranca una sonrisa, pero desde luego no consigue querer averiguar mucho más sobre los personajes o hacia donde se dirigirá la serie. Los gags utilizados son tópicos del genero y aunque el circulo familiar de la serie logra parecer simpático, resulta caótico y sin energía.

Puede que Bradley Whitford, el padre en la serie, sea el nuevo gafado de la televisión americana y pese a que muchos le amemos por sus papeles en «El ala oeste de la casa blanca» o «Studio 60», el actor no logra encontrar su hueco en los papeles que elige en televisión. En este caso, en el piloto, es el personaje más vacío e innecesario de todos, aunque el sea la unión de las tres mujeres no llega a aportar nada al desarrollo del episodio, y a la larga puede llegar a ser cansino. Hubiera sido mejor idea que las tres mujeres vivieran juntas y putearan como pudieran al ex-marido.

Las ex-mujeres… Marcia Gay Harden y Michaela Watkins, son totalmente opuestas, desde luego el marido no tiene un perfil de mujeres, la primera es una medico fría y rígida (papel que hemos visto cientos de veces) y la segunda es una hippie bastante loca. Los hijos a su vez son bastante simples, el que más historia que parece que va a dar, ya que es el único que demuestra tener un poco de personalidad, es el pequeño Bert (Albert Tsai).

Yo desde luego, con este piloto no podría recomendarla, es simpática, pero parece el comienzo de una mala película. Yo siempre digo que no se puede juzgar una serie por un piloto… ¿o si?