Si hay una serie que da que hablar y merece la pena ver en verano, esa es True Blood. Es una mezcla de géneros bastante poco común, con toques, o mejor dicho, chorros de sexo constantemente, una de las firmas de la HBO. Como he dicho es una de las series que mas se comenta durante el verano y llego a nuestras pantallas el pasado domingo, 13 de Junio (en EEUU) y el Lunes gracias a Canal+ unos pocos elegidos pudieron ver el capitulo en Madrid.

La entrada contiene Spoilers…

True Blood siempre nos ha mostrado su lado mas pícaro y sexual y como no podía ser de otra manera así ha llegado la tercera temporada donde la ropa de los actores protagonistas masculinos ha brillado por su ausencia. La historia sigue exactamente donde lo dejo la segunda temporada, Sookie en el restaurante francés donde Bill fue secuestrado y Jason, Tara, Lafayette, etc… en el bar donde el ex de tara fue asesinado.

Hay muy pocos personajes que ya no rocen la estupidez en esta serie y el tono mamarracho de la serie no hace que nos la tomemos en serio, pero la serie es así y ella lo sabe. Es una serie de terror y humor con toques de sexo y misticismo. Sookie es bastante poco aguantable, Tara empezó siendo interesante y borde, ahora ya raya lo insoportable, al igual que Bill que excepto cuando comparte escena con algún personaje interesante es bastante somnífero.

trueblood_003

Los personajes, Lafayette sigue siendo el amo de la pantalla y uno de los mas desaprovechados, le siguen de cerca Eric y Pam un dueto de lo mas carismático, al igual que el del vampiro malote y la reina. No nos podemos olvidar de Jessica, que todavía se mete en líos debido a su juventud como vampiro, los impulsos le hacen pasar un mal rato.

Este capítulo roza bastantes palos, tenemos el festivo sangriento, cuando los hombres que han capturado a Bill empiezan a alimentarse de su sangre, y como no, tenemos el festivo sueño gay de Sam, que debido a que Bill y Sam ahora están conectados por sangre (como ya lo estuvieron Eric y Sookie) ahora comparten sueños de lo mas sexuales, un momento WTF en toda regla.

trueblood_001

Lo que si me empieza a cansar cansa es la tontería de Jason, la verdad es que nunca me ha gustado, siempre tan tonto que lo único que me trasmitía era ganas de pegar a la televisión y en este capitulo no podía cambiar la cosa, su constante visión del tiro en la cabeza y sus escenas subiditas de tono me dan bastante igual, es un personaje que no ofrece nada al espectador salvo su cuerpo.

Todo esto y mucho mas es True Blood, y el final de este capitulo nos abre la puerta a otra bestia, el hombre lobo. La serie empezó sin mas pero tengo que reconocer que poco a poco me ha ido gustando mas, si entras en su juego es una serie de lo mas entretenida y que consigue dejarte con ganas de mas.

trueblood_002

Compartir
Artículo anteriorLos mejores momentos de… LOST
Artículo siguienteThe end… Lost
Creador y editor de "En tu pantalla". Ya han pasado más de diez años desde que la web empecé la aventura de tener un blog propio en el que hablaba de series, cine, dvd, blu-ray, anime... Mi pasión por las series y el cine hacen que devore todo lo que pase por mis manos. "Buffy, la cazavampiros" y "Alarma en el Expreso" son los pilares de mi mundo seriefilocinematográfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here