Home Series Críticas Crítica de ‘Black-ish’, una comedia de otra década

Crítica de ‘Black-ish’, una comedia de otra década

Un nuevo intento de comedia simplona donde nos adentramos en una familia negra, como bien dice el titulo de la serie «Black-ish». En la serie nos cuenta e intentan arrancarnos una sonrisa con chistes y situaciones donde el padre de familia ve como el espíritu «negro» de su familia se está perdiendo. A mi personalmente la serie me ha parecido un poco racista con ellos mismos, haciendonos ver (aunque al final del capitulo la cosa cambia) que el espiritu de ser negro está definido, vamos, que no son blancos… y yo me pregunto… ¿Es que ser negro te hace comportarte diferente?

TITULO | Black-Ish
SINOPSIS |
 se centra en un matrimonio joven cuyas vidas están atravesando una buena etapa gracias a tres cosas importantísimas para poder ser feliz: una buena familia, dos trayectorias profesionales en alza y un bonito hogar. Sin embargo, todo se trunca cuando Dre Johnson (Anthony Anderson) recibe un ascenso que le dificultará vivir la utópica vida que llevaba. A partir de ese momento, intentará mantener sus valores y creencias, algo que le resulta bastante costoso debido a su nuevo cargo profesional.
CADENA | ABC
FECHA DE ESTRENO| 24 de septiembre
DÍA DE EMISIÓN | Miércoles

Quizás es que me he quedado solo en la superficie de lo que nos cuentan, pero la impresión que me ha dado es la que he comentado unas lineas más arriba. Entiendo que quieran hacer una serie donde la familia protagonista sea negra, en los 90 la parrilla de series centradas en afroamericanos eran un gran boom y hoy en día en la mayoría de casos solo salen para cubrir el cupo racial, al igual que lo hace un personaje asiático o incluso personajes homosexuales.

Pero… es que esta serie no consigue arrancarnos una sonrisa y mucho menos una carcajada, el piloto me ha resultado aburrido. Lo dicho, igual es que es cosa mía y me he quedado solo en lo superficial pero es que sinceramente no creo que tenga ningún mensaje oculto… La verdad es que viendo estas cosas uno echa de menos «Cosas de casa» o «El príncipe de Bel-Air».