La tercera entrega de la saga de Thor nos lleva a un nuevo nivel. El humor.


Dentro del universo cinematográfico de Marvel nos encontramos con un personaje bastante complicado de introducir, Thor. No es tarea sencilla construir películas individuales de este personaje que a la vez continúen lo mostrado en ‘Vengadores’. Y eso se nota, eso se palpa. Con la primera entrega nos encontramos con una película sencilla, sin complicaciones, con la segunda intentaban demostrar que Thor formaba parte de la humanidad, y con esta tercera se han vuelto completamente locos.

Taika Waititi, el director, y  Eric Pearson, Craig Kyle y Christopher Yost, los guionistas, han intentado, y conseguido, que el personaje de Thor sea más cercano y divertido. ¿Queríais entretenimiento? Pues aquí lo tenéis. Chris Hemsworth nos trae su faceta más divertida en esta aventura de lo más loca. Tras un comienzo situando las piezas, nos encontramos a Thor preso al otro lado del universo sin su poderoso martillo. Su objetivo es escapar y volver a Asgard para parar el Ragnarok, la destrucción de su planeta natal a manos de una todopoderosa y nueva amenaza, la implacable Hela. Pero primero deberá sobrevivir a una competición letal de gladiadores que lo enfrentará a su aliado y compañero en los Vengadores, ¡Hulk!.

Se nos va calando

Uno de los defectos de esta entrega es su comienzo. Como hemos dicho el personaje de Thor es uno de los más complejos de manejar, ya que está con los Vengadores pero no está con ellos. Y cada película debe comenzar desde cero para mostrarnos donde está el personaje. El problema es que todo el comienzo de esta entrega resulta atropellado y con demasiadas cosas nada conectadas entre ellas.

De todas formas esto no hace que no sea divertida o entretenida, y todo gracias a Chris. Ya pudimos ver al actor en su faceta cómica en ‘Cazafantasmas’, y en ‘Thor: Ragnarok’ Taika ha conseguido exprimir 100% al cast. Vamos, tenemos a un fantástico Hemsworth, Jeff Goldblum y una maravillosa Cate Blanchett. ¡MARAVILLOSA!

Heredera de Guardianes

Es inevitable no ver la influencia de ‘Guardianes de la Galaxia’ en esta nueva entrega de Marvel. El humor siempre ha estado presente en las películas del estudio, pero poco a poco han ido añadiendo mucho más gamberrismo. Es cierto que la formula Marvelita no ha cambiado en nada desde ‘Iron Man 1’, pero también es verdad que han encontrado la estructura perfecta. Logran hacer películas entretenidas, con escenas potentes y de lo más palomiteras.

No voy a destriparos la película, ya que sorprende en bastantes cosillas. Así que disfrutadla. Merece mucho la pena. Taika Waititi no solo ha conseguido un producto con un tono diferente, también ha conseguido mostrarnos muy bien a Chris Hemsworth.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here